Super Karité: ¡la gama reparadora para pieles dañadas!

5 artículos

Ordenar por
Vegan
Super karité Super karité

Super karité

Bálsamo reparador de manos 50ml
star-alone star-alone star-alone star-alone star-half
Vegan
Super karité Super karité

Super karité

Leche corporal reparadora 200ml
star-alone star-alone star-alone star-alone star-half
Vegan
Super karité Super karité

Super karité

Manteca de karité Corporal 50ml
star-alone star-alone star-alone star-alone star-half
Vegan
Super karité Super karité

Super karité

Bálsamo Exfoliante Corporal 250ml
star-alone star-alone star-alone star-alone star-half
Vegan
Super karité Super karité

Super karité

Manteca Corporal Reparadora 250ml
star-alone star-alone star-alone star-alone star-half
Super Karité: ¡la gama reparadora con manteca de karité para pieles dañadas!

¿Tiene la piel seca y estropeada y busca un producto natural para nutrirla en profundidad, sin dañarla? ¿Ha oído hablar de la manteca de karité, el producto ideal para proteger y reparar su piel sensible? En cosmética, este ingrediente obra milagros: su aplicación tiene numerosos beneficios y virtudes calmantes y suavizantes.

Adopt le propone un producto nutritivo a base de manteca de karité para reconfortar incluso las pieles más secas. Exfolie suavemente con nuestro exfoliante y, a continuación, nutra con una leche o crema. Prepare su ritual de belleza con nuestra gama Super Karité.

Siga nuestros consejos para descubrir las propiedades excepcionales de la manteca de karité y seleccionar el cuidado adecuado para su piel.

Todo sobre la manteca de karité: origen y producción

¿De dónde procede la manteca de karité?

Etimológicamente, la palabra "karité" significa "árbol de la manteca". Procede de la nuez de karité, el fruto de un árbol que crece en África. Este árbol puede alcanzar los 12 metros de altura y tiene una longevidad de 300 años. Alrededor de los 25 años alcanza la madurez y produce hasta 20 kilos de nueces al año. Recolectadas entre junio y septiembre, estas nueces contienen los granos con los que se elabora la manteca de karité.

Este ingrediente es un clásico de la cosmética y se utiliza en muchos productos de belleza. Originalmente, las mujeres africanas la utilizaban para masajear a los bebés y el vientre de las embarazadas, pero su uso se ha extendido con el paso de los años. Famosa por sus virtudes desde hace miles de años, actualmente se utiliza para nutrir la piel y el cabello.

Secretos de fabricación

La manteca de karité cruda procede de las nueces del árbol del karité. En África, las mujeres la elaboran a mano. Para fabricarla sólo se necesita agua y nueces de karité. Primero se pelan las nueces, se cuecen y luego se secan para extraer las almendras. Una vez secas, las almendras se trituran, se tuestan y se muelen hasta obtener una pasta. A continuación, se mezcla con agua hirviendo para hacer aflorar los ácidos grasos y eliminar las impurezas.

A continuación, la mantequilla se enfría hasta que adquiere una consistencia sólida. Otro método consiste en extraer la mantequilla de las almendras por presión en frío. Los principios activos se conservan así por completo.

La manteca de karité contiene muchas vitaminas. Estas vitaminas favorecen la hidratación y cicatrización de la piel:

- La vitamina A contribuye a la regeneración celular y restaura la elasticidad de la piel;
- La vitamina E frena los efectos del envejecimiento cutáneo gracias a sus propiedades antioxidantes;
- La vitamina D tiene propiedades cicatrizantes;
- La vitamina F refuerza la barrera cutánea y protege la piel de las agresiones externas;
- Las ceramidas contribuyen a una buena hidratación de la piel.

También rica en ácidos grasos, la manteca de karité contiene ácido oleico, que refuerza la película hidrolipídica de la piel, y ácido esteárico, que limpia y purifica la piel dañada. El precio de la manteca de karité cruda oscila por término medio entre 20 y 30 euros el litro.

¿Cuáles son los beneficios de la manteca de karité?

Cuidado reparador para pieles secas y sensibles

Tanto si se consume cruda como en cosmética, la manteca de karité es la preferida de las pieles secas y frágiles. Enriquecida con vitaminas, las nutre en profundidad. Gracias a sus propiedades cicatrizantes, también ayuda a combatir ciertas enfermedades cutáneas como el eccema, la psoriasis o a combatir eficazmente las grietas y las fisuras. También ayuda a que desaparezcan las cicatrices. Se puede poner una pizca en el baño para envolverse en una película protectora.

Ideal para los bebés, la manteca de karité forma una barrera protectora en su piel fina y frágil. Su uso ayuda a prevenir los eccemas: alivia las rojeces y la irritación. Después del baño, caliente una pequeña cantidad y extiéndala sobre su bebé. También puede utilizarse en el pelo de los niños después del lavado. También se recomienda a las embarazadas. Durante el embarazo, el aumento de peso estira la piel y puede causarle daños. Como reafirmante, la manteca de karité aumenta la elasticidad de la piel y limita la aparición de estrías. También reafirma los senos con un uso regular.

 

Cuidado facial nutritivo

Ideal para el rostro, la manteca de karité tiene similitudes con el sebo. Utilizada como tratamiento facial, tiene propiedades nutritivas. Rica en vitaminas A, D, E y F, también retrasa el envejecimiento de la piel. Su acción previene la formación de arrugas. Como protege contra los rayos UV, tiene un impacto positivo en la prevención de los daños cutáneos causados por el sol. Su aplicación también favorece la renovación celular y estimula la producción de colágeno.

El aliado inmejorable contra el frío del invierno

En invierno, la piel se vuelve tirante y enrojecida. Por ello, es fundamental mimarla durante la estación invernal. La manteca de karité es ideal para protegerla: forma una película protectora que refuerza la barrera cutánea. De este modo, ayuda a la piel a combatir las agresiones externas. Aplique manteca de karité todos los días para aprovechar sus beneficios contra los elementos. Refuerza la película hidrolipídica y protege contra la sequedad causada por las agresiones climáticas. La sensación de confort que proporciona es inmediata. En invierno, preste especial atención a las zonas más expuestas al aire libre, como las mejillas y las manos. ¡Utilizar sin moderación en la montaña!

Protección reforzada contra los rayos UV

La exposición prolongada al sol es perjudicial para la piel. La manteca de karité se utiliza tradicionalmente en África para protegerse del frío, ¡pero también del sol! Rica en kariteno y vitamina A, absorbe parte de los rayos UV. Basta con aplicar una fina capa en las zonas expuestas para beneficiarse de ella. Sin embargo, tiene un factor de protección bajo y no sustituye a una crema solar.

Sólo ofrece protección en caso de exposición breve e indirecta a los rayos solares. También puede ayudar a reducir las quemaduras solares y a prolongar el bronceado. Gracias a sus propiedades nutritivas, la piel se descama menos, por lo que el bronceado dura más. Para un cutis bronceado, combine la manteca con aceite de hueso de albaricoque o de zanahoria. El betacaroteno que contienen actúa como autobronceador natural.

Imprescindible para un pelo fuerte y brillante

El cabello necesita estar nutrido para mantenerse brillante y flexible. La manteca de karité tiene propiedades fortalecedoras, hidratantes y suavizantes para el cuero cabelludo y el cabello. También combate la caspa y protege el cabello de los rayos UV. Por eso este ingrediente cosmético se utiliza en muchos champús y acondicionadores. Protege la fibra capilar de las inclemencias del tiempo, al tiempo que limita la agresión del sol.

Repara y fortalece el cabello quebradizo. También suaviza los rizos y las puntas. Por ello, está especialmente indicado para cabellos rizados, encrespados y encrespados. Como remedio anticaspa, favorece una buena hidratación del cuero cabelludo y ayuda a combatir la descamación. Masajear diariamente el cuero cabelludo con un solo toque para un mantenimiento regular.

Lo esencial para unos labios hidratados en cualquier circunstancia

Más fina que la del rostro, la piel de los labios es sensible a las variaciones de temperatura. Por ello, se agrietan y endurecen con facilidad. La manteca de karité es un bálsamo labial natural. Puede aplicarse a diario para formar una película protectora.

 

Calma después del afeitado o la depilación

Para hombres y mujeres, la manteca de karité es un excelente tratamiento para después del afeitado. Sustituye a las lociones perfumadas que pueden resultar irritantes por su contenido en alcohol. Además, el afeitado tiende a resecar la piel. Por ello, es necesario nutrirla con un producto de cuidado adecuado para reducir las quemaduras y las irritaciones. Esto también se aplica a la depilación.

¿Cuáles son los distintos productos para el cuidado de la manteca de karité?

La manteca de karité está disponible en diversas formas cosméticas: leches, cremas y mantecas. Estos productos tienen un único objetivo: nutrir la piel. Sin embargo, su textura y uso son diferentes.

 

Leches y cremas a base de manteca de karité

Cremas y leches son el resultado de una emulsión, es decir, la mezcla de un elemento acuoso y otro oleoso. Más ricas en agua, las leches corporales a base de manteca de karité tienen una textura ligera y fluida. Fáciles de aplicar, penetran sin dejar una película grasa.

La textura de una crema vegetal es más suave que la de una leche, ya que contiene más ácidos grasos. Las leches se recomiendan para pieles normales a grasas de uso diario, mientras que las cremas son más nutritivas y se adaptan mejor a las pieles normales a secas.

Mantecas vegetales y bálsamos con manteca de karité

Las mantecas y bálsamos corporales están compuestos únicamente por ácidos grasos. Su textura es más espesa que la de una leche o una crema. Estos cosméticos se recomiendan para un cuidado en profundidad y son adecuados para pieles frágiles. Dejan una película grasa en la piel, debido a su textura espesa. Sin embargo, son fáciles de trabajar a mano. En Adopt, las mantecas vegetales tienen una textura suave para facilitar su aplicación.

Basta con calentar una pequeña cantidad del producto en la palma de las manos antes de aplicarlo. Guarde sus productos en un lugar fresco y al abrigo de la luz.

 

Exfoliantes de manteca de karité

Para eliminar las células muertas se utilizan

Exfoliantes.Expuesta a las agresiones externas, la renovación celular de la piel se ve alterada. La función de la exfoliación es desintoxicar y afinar los poros. Un exfoliante elimina las imperfecciones y reaviva el resplandor de la tez. Una vez exfoliada, la piel se vuelve más lisa y radiante.

Un exfoliante de manteca de karité es ideal para pieles secas y sensibles, ya que exfolia suavemente la piel. Es aconsejable no utilizar este tipo de exfoliante más de dos o tres veces por semana para evitar irritaciones cutáneas.

¿Cómo elegir una manteca de karité de calidad?

Elegir una manteca de karité cruda

La almendra que contiene la manteca de karité es rica en nutrientes. Por ello, su extracción en crudo conserva todos sus beneficios. Se obtiene por prensado en frío. En cambio, el precio de la extracción química es inferior y la producción es más rápida. Pero estas técnicas producen una manteca de menor calidad. Por lo tanto, es preferible la línea tradicional de producción de manteca de karité. La gama propuesta por Adopt es totalmente de comercio justo, respetuosa con el medio ambiente y los trabajadores.

Opta por cosméticos naturales

Adopt sólo ofrece productos de cuidado con fórmulas de origen vegetal, ya sean cosméticos de manteca de karité o aceites vegetales. Los productos de la gama están elaborados con manteca de karité ecológica e ingredientes naturales al 99%. Cada producto se elabora siguiendo una estricta línea de producción para obtener un resultado de alta calidad. Para beneficiarse de todas las propiedades de la manteca de karité, es aconsejable optar por recetas cosméticas ecológicas.

¿Cómo reconocer un producto de buena calidad?

 

Para juzgar la calidad de una manteca de karité, basta con mirarla detenidamente. Su color natural es amarillo, nunca blanco. En cuanto a su textura, es sólida, pero untuosa. La manteca de karité penetra bien en la piel, de modo que la suaviza en cuestión de segundos. Su olor es ligero y similar al del cacao. Por último, su origen está controlado y respeta el saber hacer de los productores.

¿Cómo utilizar la manteca de karité?

Uso corporal y facial

Tras salir del baño o la ducha, extienda una pequeña cantidad de manteca de karité por toda la piel. Masajee con movimientos circulares para asegurarse de que se absorbe bien. Preste especial atención a las zonas ásperas, como codos y rodillas. La manteca de karité también puede aplicarse sin diluir en las manos y la boca, sobre todo en invierno. También hace maravillas en los pies. Los talones suelen ser zonas ásperas que hay que nutrir con regularidad. Aplique un poco antes de irse a dormir para disfrutar de sus beneficios hidratantes durante la noche. Repítelo al menos tres noches seguidas hasta que tus talones recuperen su flexibilidad.

Para prevenir las estrías en las embarazadas, aplique una capa gruesa de manteca de karité en las zonas propensas a perder elasticidad durante el embarazo: vientre, pecho, nalgas y muslos. Por último, aplíquela sin moderación sobre la frágil piel de los bebés durante el cambio de pañales o después del baño.

¿Cómo utilizarla para reparar el cabello quebradizo?

Los beneficios de la manteca de karité son bien conocidos para el cabello afro, encrespado o rizado, ¡pero también puede aplicarse al cabello liso y fino! Una pequeña pizca puede ser suficiente para nutrir este tipo de cabello. No es necesario aplicar demasiada cantidad, ya que apelmazaría el cabello. Para el cabello seco y encrespado, se puede aplicar un baño de manteca de karité. Basta con calentar una pequeña cantidad en las palmas de las manos y repartirla uniformemente por el cabello. A continuación, envuelva el cabello en una toalla caliente y déjela actuar durante unos 30 minutos.

Para una reparación más completa, el tiempo de aplicación puede ampliarse a toda una noche. Para combatir las puntas abiertas, también puedes aplicar diariamente una pequeña cantidad de manteca de karité en las puntas del cabello.

Gama Super Karité de Adopt: concentrados de hidratación para una piel ultrasuave

¿Su piel sufre de tirantez y sequedad? La gama Super Shea de Adopt es el aliado perfecto para las pieles delicadas. La manteca de karité utilizada en nuestros productos es un producto de comercio justo procedente de Ghana. Nuestros productos están elaborados con ingredientes naturales y manteca de karité ecológica. Leche, manteca o exfoliante: encuentre el cuidado adecuado para las necesidades y deseos de su piel.

Leche corporal reparadora

¿Busca el ritual de belleza perfecto para después de la ducha? Regálate un momento de suavidad aplicando la loción corporal reparadora de la gama después del aseo diario. Su textura aterciopelada facilita su aplicación y deja la piel flexible y radiante. Esta leche, formulada con ingredientes naturales, es apta incluso para las pieles más sensibles. Especialmente recomendada para pieles normales a secas, esta loción corporal se aplica fácilmente sin dejar una película grasa sobre la piel. Está delicadamente perfumada y envuelve la piel en un agradable velo sedoso.

Manteca de karité para el cuerpo

¿Tiene la piel seca o irritada? La manteca corporal de karité de nuestra gama reduce la sensación de tirantez e incomodidad. Su fórmula cremosa está elaborada con ingredientes 100% naturales. El resultado: una piel suave y bonita. Nuestra manteca de karité está recomendada para pieles secas. Su textura espesa ayuda a hidratar las zonas más ásperas del cuerpo, como codos y rodillas.

Manteca reparadora para el rostro

Con su manteca reparadora, Adopt ha pensado en las pieles más sensibles. Este tratamiento cremoso a base de manteca de karité bio calma la piel del rostro. Actúa como una solución protectora para preservar la elasticidad de la piel. Su textura flexible y deliciosa refuerza y preserva la suavidad de su piel durante mucho tiempo.

Bálsamo exfoliante corporal

¿Quiere un exfoliante suave para su cuerpo? Exfoliar la piel puede resultar agresivo para las pieles más delicadas. Por ello, la elección del Exfoliante Corporal Super Karité es una alternativa ideal para una exfoliación suave. Una sola aplicación de este exfoliante cremoso es suficiente para suavizar y nutrir la piel en profundidad. Su piel recuperará su luminosidad gracias a la eliminación de las impurezas residuales. Puede utilizar su Bálsamo Exfoliante Adopt cada semana.

Bálsamo Reparador de Manos

¿Necesita un tratamiento reparador para las manos? Regálese un producto a base de manteca de karité para suavizar su piel. Nuestro bálsamo de manos está elaborado con ingredientes naturales y enriquecido con vitamina D para reparar la piel en profundidad. Las manos se ven fácilmente afectadas por las agresiones externas, ya que están más expuestas a ellas. Por ello, es esencial cuidarlas con el producto adecuado para ti.